MUSICA      
   

Para ver cada objeto utilice las flechas de navegación
y haga click en el objeto de su interés.

Foto interior de la sala
   
 
   
Foto interior de la sala Foto detalle
Rostro en bronce Apliques detalle
Foto interior de la sala Foto interior de la sala
Foto interior de la sala Foto interior de la sala
 
     
Foto interior de la sala
Sala de teatro Cervantes
Resumen de la historia y actividades de la Sociedad Española de Socorros Mutuos de Curuzú Cuatiá.
Ante la gran cantidad de inmigrantes españoles que se establecieron en la zona de Curuzú Cuatiá, hacia fines del siglo pasado, nació la inquietud de un grupo de construir una asociación que los reuniera, con la finalidad de mantener el recuerdo de su España y colaborar con aquellos que llegaban sin recursos suficientes. Es así que el 24 de abril de 1880 nació la Sociedad Española de Socorros Mutuos, siendo elegido en asamblea su primer Presidente el Dr. Tomas Gil y lo secundaban como Vicepresidente José Iturriaga, como Secretario Ignacio Iturriaga, como Tesorero Jaime Fontbona y como vocales, Agapito Calera, Ladislao García y Vicente Rubianes. Todos ellos nativos de España.
En los años siguientes la inmigración a estas tierras continuó, prueba actual de llo es que en esta zona del país se da una producción de ovejas importante, arar por el clima; pero fue obra exclusiva de los inmigrantes vascos, que trasladaron sus costumbres a este lugar.
Con una primera finalidad de ser sede de una escuela en el año 1894, comienza a gestarse lo que sería el edificio d el Sociedad. Aunque finalmente se acordó construir un salón social destinado para variadas actividades culturales, sociales y que sirviera para reuniones familiares de los socios.
La piedra fundamental de lo que sería hoy el Teatro Cervantes se colocó el 12 de mayo de 1895; y apenas un año después se producía la inauguración de lo que era un gran logro para la Sociedad Española: tener su propia casa, lo que con grandes festejos se realizó el día 12 de abril de 1896.
Se emitieron acciones que por valor de Pesos Veinticinco de Moneda Nacional, los residentes españoles de aquella época contribuyeron a construir su propia casa y de esa manera mantenerse más cerca de sus tierras queridas y lejanas.
En agosto de 1909, visitó la Sociedad el escritor español Vicente Blazco Ibáñez, quien permaneció en la ciudad por varios días dictando conferencias y charlas. A raíz de ello, y en homenaje a los españoles, la vieja estación de trenes, lugar a donde llegara Blazco Ibáñez, lleva hoy su nombre por Ordenanza Municipal.
Pero será recién entre noviembre de 1912 y agosto de 1914 cuando el edificio social tomará las características con que hoy lo conocemos. Fundamentalmente se construyó su frente con los ornamentos que hoy tiene.
En 1932, teniendo en cuenta la finalidad mutualista de la sociedad, se comenzó a construir el panteón, el cual cuenta con una gran capacidad, ya que posee sótano, donde se depositan los féretros y una parte superior donde está la capilla y un lugar para pequeñas urnas.
Los primeros años del siglo XX fueron quizás los de más actividad en la sociedad, debido a la gran cantidad de inmigrantes que se radican en la ciudad. Pero al decrecer esta inmigración la sociedad sufrió las lógicas consecuencias de ello. Los inmigrantes no veían y la sociedad comenzó a nutrirse para su continuidad de sus hijos.
Por ello, el teatro pasó por varias etapas, desde local comercial hasta convertirse en cine, explotado por la sociedad por varios años. Pero las dificultades económicas y los cambios sociales afectaron esa iniciativa cultural, debiendo cerrar sus puertas y encontrándose en ese momento en une estado casi de abandono.
Pese a todas las dificultades, sobre todo a las carencias de apoyo de tipo oficial, los españoles y descendientes continuaron trabajando por su España querida, y así se concretó en 1977 con colaboraciones particulares la construcción de lo que se llama el Rincón de España, ubicado justamente en la avenida España.
Pero será recién en 1978 que la sociedad española suscribe un contrato con el Municipio que permitió restaurar y poner en funcionamiento la sala, convirtiendo el viejo cine en un funcional teatro. Por tarea conjunta del Municipio y la Sociedad, se lo fue dotando de funcionalidad y a su vez la actividades culturales se fueron incrementando.
En 1979 en un terreno contiguo a la sala, se construyó una plazoleta que lleva el nombre de Isabel La Católica, en honor a os reyes de España.
En 1996 se procede a la ampliación del panteón social, para lo cual se construyeron nuevos nichos, en terreno que adquiere el Municipio.
El 12 de octubre de 1998 se inauguró la restauración que se llevó a cabo en la Secretaría de la Sociedad, con motivo de festejar el día de la Hispanidad.
   
Objetos del exhibidor:
< VOLVER
 
     
Versión para impresora Enviar a un amigo Añadir nuevo comentario